(A Sony Torres)

Abril
confluencia venturosa,
dos aleatorias rutas, dos errantes navíos
se avistaron.
Ha quedado signado el sitio de agua
con una referencia coralina
que agradecen cardúmenes del norte.
 
Desde esa fecha clara
Amable Amiga,
me fundaste nidadas de sonrisas,
meses de tibia charla atardecida
al abrigo de nuestras respectivas chimeneas
y las cómplices tasas de café
que no han chocado nunca
en persistentes brindis consumados.
 
Tu ciudad, mi suburbio se enlazaron,
anulando kilómetros, fronteras.
Vecina sideral,
aunque lejana por la geografía
siento que habitas en la acera de enfrente
donde a veces se miran las ventanas.
 
Sabes que hay una caja
de la que se fugaron los bombones
y su vacante cavidad,
buzón ahora de nuestros parabienes,
se oculta bajo un sauce del camino.
A veces abandono como al paso unas magnolias
que tú rescatas de su orfandad fragante,
dejándome tu acuse de recibo
con tu rúbrica impronta
de ósculo carmesí al fin de la nota.
 
Tengo, jamás lo he dicho,
un almanaque dedicado a tu amistad de luna,
allí conservo los días con su etiqueta,
para evitar que se dispersen
o que se mezclen con mi agenda odiada.
Siempre te ha dado risa
mi frustrada tendencia de notario,
según tú, me hace falta
calvicie y traje oscuro para ello.
 
De abril a octubre
mis antes grises días son luminosos
porque cuento con tu frutal saludo,
con tus mensajes, parábolas que surten
el maná de la sabiduría,
lluvia nutricia para todos.
La red social me regaló tu voz
y tus silencios
de Mujer reflexiva;
tus palabras en dosis recatadas
medidas a preciso cuentagotas,
verificadas en el fiel de tu balanza
de reticente, misteriosa Dama.
 
¡Feliz cumpleaños Sony Torres!
Amiga que me traes la primavera
codificada en un albor. Faro de arcilla.
Monumento de luz a los afectos,
lámpara edificada de una simple materia terrenal
con polvo de oro oculto, dispersado que da a tu resplandor
una apariencia constelada.
Linterna septentrional que aflora dichas
a todo aquel que mira tu tenaz firmamento.
 
Queda en nuestro buzón de parabienes
a la sombra del sauce
la nota con mi abrazo, mi gratitud
a tus regaños dulces,
a tus consejos generosos,
a tu auxilio de brisa puntual,
a tu costumbre de abolir tinieblas
con esa vocación de estrella nórdica.
¡Gracias
por esa voz que sí conozco y por tus ojos,
por esa mano intacta de mi mano
que he estrechado con todo y su distancia!

(2013)

Cumpleaños

  • 0
  • 2
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Zoe Ada Pardo
Email

Other works by Alfredo Jiménez G....

Some poets followed by Alfredo Jiménez G....

Katia Marquez Gadhil Y. J. Hall Alekz Gonzalez Octavio Paz Angélica