Un prodigio es tu belleza
pero le he cantado poco.
Tu cuerpo, Reina y Alteza,
más que cantarlo, lo toco.
 
He de mirar tus encantos
en completa intimidad,
¡pero tú me exiges cantos
que halaguen tu vanidad!
 
Mujer sensual, digna amante
¿qué hubiese dicho Neruda?
“Luce usted muy elegante
tanto vestida y desnuda”.
 
Muchos declaran que eres
de su pensamiento intrusa,
bonita entre las mujeres
tienes vocación de musa.
 
De tu lista de embelesos
principio: Tus largas piernas
cuando las recorro a besos
parecen sendas eternas.
 
Besar una tierna rosa
que son tus labios, Señora
pervertida y pudorosa
labia minora y majora.
 
Tu vientre es el fértil valle
con sus simientes maduras
donde forjaste a detalle
cuatro distintas ternuras.
 
Es cierto, lo he revisado
y por eso aquí lo digo:
Que a Tibón en su tratado*
le faltó hablar de tu ombligo.
 
Tus senos, bella pareja,
fuentes de un dulce sabor,
me embriagan, soy una abeja
y cada pezón es flor.
 
¡Bien sabes que soy sincero
me asiste la sinrazón
al contemplar tu trasero
en forma de corazón!
 
Vanidosa no te afanes
en arreglar tu cabello
ni en vestir sedas y olanes
teniendo un cuerpo tan bello.
 
Ahora sí canto a tu boca
que con soltura se expresa,
me hiere aunque no me toca,
la prefiero cuando besa,
 
que en tus palabras se nota
cierto cándido veneno.
Me lo bebo cuando brota
y así me muero sereno.
 
¡Ay chata si me muriera
quién te pusiera tan alta!
¡Mejor no dejes que muera
porque me echarás en falta!
 
No protesten labios rojos
más linda luces callada,
me miran tus grandes ojos
¡Cuánto cabe en tu mirada!
 
Que sugerente es tu voz
en una larga distancia
como ese número atroz
que marcan y calma el ansia.
 
Tu alma vestida de humana
también tiene su atributo,
que sabrosa es la manzana
mientras más prohibido fruto.
 
Te reconozco y te admiro
toda esa vasta cultura
pero mucho más deliro
por tu cuerpo y su estatura.
 
Mi niña de ojos atentos
perdona el canto mundano,
para madrugar contentos
hay que acostarnos temprano.
 
Versos de pasión de un hombre
para una mujer ingrata...
mejor no digo tu nombre
María Jesús Sánchez Mata.

*Aquí nos referimos al libro "El ombligo como centro erótico", de Gutierre Tibón. Fondo de Cultura Económica.

1999.
De mi libro "Calor y luz, el fuego".

#Mujer #Bella #Sensual #Canto #Mundano

  • 1
  • 3
  •  
  •  
Login to comment...
Ada Zoe
4 months

Què hermoso y sensual.
Enhorabuena poeta

Liked or faved by...

Ada Zoe Ada Pardo Paolo Panizzo
Email

Other works by Alfredo Jiménez G....