De hierro, no de oro, fue la aurora.
La forjaron un puerto y un desierto,
unos cuantos señores y el abierto
ámbito elemental de ayer y ahora.
 
Vino después la guerra con el godo.
Siempre el valor y siempre la victoria.
El Brasil y el tirano. Aquella historia
desenfrenada. El todo por el todo.
 
Cifras rojas de los aniversarios,
pompas del mármol, arduos monumentos,
pompas de la palabra, parlamentos,
 
centenarios y sesquicentenarios,
son la ceniza apenas, la soflama
de los vestigios de esa antigua llama.

  • 1
  • 2
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...

Préféré par...

Edgardo Alejandro Ibarra Salvador Moran
Email

Autres oeuvres par Jorge Luis Borges...

Quelques poètes qui suivent Jorge Luis Borges...

Alí Al Haded Anthony Godinez Mora Milly Antcord Lizzy Stark Carlos Eduardo Escudero Sanchez Agustín Lamanna