Un poema largo y nostálgico y más largo.

La nostalgia me atrapa
y digiere
como si fuera arena mojada,
de a poco, me reduzco a nada.
No te quiero escribir más poemas
pero tus cicatrices
me incendian la piel
cada vez que recuerdo,
por más que cambiaría mi alma
por no hacerlo.
 
El tiempo me convirtió
en una herida del tamaño del cielo
que nunca cura,
y aunque lo haga,
eso que me rompió
nunca se va a borrar.
Y me estalla repetidamente
la sien,
donde se imaginan tus besos
que cual balazo
atraviesan cada centímetro de luz.
 
Y me volves a matar
aún a la distancia,
son tus palabras
las que retornan
para envolverme en llamas,
congelando esta oscuridad.
 
Se me eriza la piel,
revuelvo los cajones
repitiéndome dónde estará apilada tu ropa,
¿qué gotera te empapa hoy?
Lo kafkiano de la vida
que al filo de esa cuchilla
que se me hunde en la espalda,
me despierta
para vivir el mismo día
otra vez más.
 
Me escondo entre risas
y grupos y gente,
llena de versos inconclusos
y cuerdas flojas;
para repetidamente
fundirme entre las horas y las piedras, y las horas, y las...
 
Pero ya es tarde,
el fondo
siempre estuvo en mis pies.

  • 0
  • 2
  •  
  •  
Login to comment...
Ada Zoe
5 months

Lindo poema lleno de sentimientos..
Saludos desde Madrid.

Catalina Joao
Catalina Joao
5 months

@Ada: Muchas gracias

Email

Other works by Catalina Joao...