Como el barrido de hojas secas
desparramo mis pisadas,
limpiándome la saliva
con el dorso de la mano,
esquivando cada piedra
que no te entraba en la valija.
Puedo hacer sangrar las encias del discurso más revolucionario,
puedo erizar hasta el pelo más fino con solo pestañar,
“puedo llegar a engañar el tacto de los ciegos”,
pero siempre vuelvo con los nudillos rojos.
Una volatilidad inmensa opacada
por el infantil intento de evitar
gastarme todo en caramelos.

La frase entre comillas, “puedo llegar a engañar el tacto de los ciegos”, pertenece al poeta Eugenio Mandrini.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Andrew Cornejo
Email

Otras obras de Catalina Joao...

Algunos poetas seguidos por Catalina Joao...

Maat&themoon. Julio Cortázar Pablo Neruda Y. J. Hall valen cava Alejandra Pizarnik