Hoy voy a vestirme de azul
para camuflarme con el cielo.
Dejo que la luz roja me detenga
e ilumine
esa sombra que no me suelta;
y ya no quiero ser sombra,
siempre escondiéndome para dejarte brillar.
Deja que la luz entre en mi,
así podré encenderte;
que el sol entre en mis venas
y me de color,
y que el dolor, sé que va a cesar,
o por lo menos la idea me sana.
¿Cómo me desahogo en un mar
donde solo soy agua?
Quizás debería dejar a la luz entrar.
Cuando tus ojos no me esquiven,
seré capaz de poderme hallar,
sin importar cuantas veces vuelva al mismo lugar.
Respirar tu neblina me roba el aire,
quiebra mi voz;
si en vez de tanto buscarte
me imagino como un ser radiante
y trato de mis palabras aclarar,
tal vez pueda despejar este cielo.
Pero, si no indago por tu resplandor,
mi débil fuerza no podrá
traer la claridad.

  • 0
  • 3
  •  
  •  
Login to comment...
Email

Other works by Catalina Joao...