Menester de diafanidad,
sedienta por parar la opacidad de mis arterias,
porque todo lo negro, mancha.
Vivir con un nudo en la garganta
revestido en sopa de letras,
donde se imposibilita el encuentro
con una vocal cerrada,
donde buscás tus palabras,
hasta que se enfría.
Tengo que reelegir las armas.
Frenar esta verborragia
que desangra hasta por mis lágrimas,
que altera las vueltas de la botella
haciéndola ultimar, como en un efecto mariposa,
en el vacío espacio que crean
dos personas
negadas a acercarse tanto.
Vencer al ta te ti constante
me quema con sus cruces y líneas,
y tiñendo todas mis bombachas,
tiñendo cada corte de mis caderas,
de ensangrentadas lunas,
arrebata una vez más mi jugada.
La ausencia de hojas secas
me empuja a desmenuzar
las encías del discurso
que todos ellos repiten.
Ellos, que no me prestan ni azúcar,
intentando partirme como un rayo,
como si fuese tan incrédula,
como si no supiese que la clave está
en buscar a otros Ellos,
partiendo, rayada, hacia el espejo.
Allá, donde cuesta reconocerse
en un reflejo tan anónimo
parecido al bienestar
en una mañana de lunes.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Héctor Flores
Email

Other works by Catalina Joao...

Some poets followed by Catalina Joao...

Julio Cortázar Maria Juana Alejandra Pizarnik Pablo Neruda