Absurdas cucharadas de miel
absorben cada melancolía.
Recuerdos que vienen y queman,
que enferman y no dejan respirar.
En lo aguado del té
ahogo cada pena,
cada rostro parecido al tuyo,
cada memoria de lo que fuimos.
Nada más doloroso
que desconocer a quien más conocías.
La ausencia te bebe,
la llama te crece
y se alimenta del silencio,
sin muertes cotidianas,
sin piedad
para la suma de nuestros nombres.
Invadida mi sangre
que gotea y adorna
cada desdibujada alma
cautiva entre tus dedos,
me autoencierro en circos
de pasados ficticios,
clavándome al piso:
no me puedo dejar escapar
otra vez.
Inyecto abstinencias frágiles
de tiempos inciertos,
de lunas menguantes,
de fríos abismales con estufas
que ya no abrazan igual.
Tu sombra, se deshace
en el intento desesperado
de dispararle al inevitable olvido,
con todo eso que me supo matar.
Los cuerpos se enfrían
casi tan rápido como aquel té.
Mis ojos, desorbitados,
se abisman en el eco
de los nudos de mi garganta;
el reloj hormiguea todos tus horrores,
y la soledad lleva al vacío
hasta a la cara más pálida
de los girasoles.
Yo sé que te encanta verme morir
cada mañana
en el anhelo de tus manos.
Pero hoy, ya es tarde.
El cielo ya se incendió en mi piel.

  • 1
  • 3
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Héctor Flores
alrededor de 1 año

Sinceramente me gusto bastante...
Un buen manejo de las palabras:
"me autoencierro en circos
de pasados ficticios"

Preferido o celebrado por...

Héctor Flores Ada Pardo Poeta Sin Licencia
Email

Otras obras de Catalina Joao...

Algunos poetas seguidos por Catalina Joao...

Eduardo Galeano Jorge Luis Borges valen cava Pablo Neruda Julio Cortázar Maat&themoon.