Cuando la noche se vuelve romántica y la luna lo envuelve en frenesí,
ella lo mira fijamente esperando a perder el carril,
los cuerpos no logran contenerse, están destinados a estar.
Poco a poco van sucumbiendo ante la levedad.
Horas de diáfanas esperanzas,
de sueños envueltos entre sábanas,
de anhelos cubiertos por lava.
Minutos de miradas sin palabras,
de sonrisas sin motivos,
de caricias inesperadas.
Segundos de gritos incontenibles,
de lágrimas casi puras,
de sollozos placenteros.
Pensaron que en solo una noche lograrían desatar el infierno,
creyeron que eran demonios escapando de su condena.
No concibieron la idea de probar el cielo,
de tocar las nubes, de sentir estrellas,
de encontrar el paraíso.
Pero así lo hicieron.
Dos pequeños niños jugando a cumplir textualmente sus fantasías entre letras y poesía,
crecen juntos cada día, esperando que llegue el momento de gozar de la armonía.
Ahora son Adán y Eva en busca de la manzana prohibida,
lastimosamente en este paraíso no hay cabida para la melancolía.

  • 0
  • 3
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...
Ada Zoe
plus de 2 ans

Precioso y con fnal inesperado.
Te felicito por tu talentosa pluma.
Un saludo desde Madrid

Préféré par...

Ada Zoe Ada Pardo Moon
Email

Autres oeuvres par Geraldine Sánchez...

Quelques poètes suivis de Geraldine Sánchez...

Percy Shelley Arthur Symons José Asunción Silva Federico García Lorca Alejandra Pizarnik Luis Gonzaga Urbina