Ser mujer paraguaya a lo largo de mi vida representó muchas cosas.

Al inicio, elegí identificarme como paraguaya. De chiquita por varias razones me decían que era argentina.
No tengo ningún problema con los argentinos (casi toda mi familia es argentina) pero yo sabía que parte importante de mi identidad era ser paraguaya.

Y esa identidad paraguaya se fue haciendo más fuerte en mi personalidad, en las decisiones que tomaba. Para mi no era solo una nacionalidad sino todo lo que conllevaba.

De chica mi primer expresión de ser paraguaya fue el canto y el baile. Vestirme con el typoi y la pollera, cantar la chiperita, la galopera, bailar con el cántaro, la canasta y las botellas en la cabeza.

Y aún si no me dediqué a eso, sigo haciéndolo “representando” un poquito a mi Paraguay a dónde voy.

II
Cuando fui creciendo ser paraguaya se convirtió en lo principal. Expresándolo desde lo político, lo social.

Quería ser presidenta de Paraguay para ayudar a transformar el pais que tanto amo.

Una gran parte de esa etapa de ser paraguaya fue ayudar a limpiar mi país en todo sentido, de ser consciente que el cambio y la transformación comienza por uno mismo.

Charlas, talleres, cantos, jornadas de limpieza, reflexión. Años increíbles activando por la juventud y por Paraguay  Luego descubrí que había otras formas de transformar mi país y comencé a emprender y aprender principalmente pensando en el triple impacto.

III
Desde hace unos años soy mujer paraguaya migrante. Que además me identifico con más culturas. Me identifico como latinoamericana.

Sigo representando a mi país, sigo siendo orgullosamente paraguaya y también sigo buscando cómo transformar mi país de origen desde donde esté.

Ser mujer paraguaya para mí es ser luchadora, como la primeras, no dejarme vencer por las cosas difíciles que puedan venir.

Es servir a los demás sin dejar que me pasen por encima. Ser mujer paraguaya es ser juky y mbarete, y también a veces ser argel y pirevai.

Ser mujer paraguaya es no olvidarme nunca de todo lo que aprendí en mi país, es llevar un poco de mi tierra a dónde voy y mostrar que la mujer paraguaya no se rinde por más difícil que sea.


Publicada el 24 de febrero de 2019

En Paraguay se conmemora el Día de la Mujer Paraguaya el 24 de febrero de cada año.

* juky = en guaraní, simpática
* mbarete = en guaraní, fuerte
* argel = En Paraguay, dícese de la persona de mal carácter o de malhumor constante, o de una cosa sin gracia alguna.
* pirevai = malhumorada

#escritoraslatinoamericanas #paraguay #mexico #argentina #latinoamerica #feminista

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Login to comment...
Email

Other works by Gisse Peralta...

Some poets followed by Gisse Peralta...

Augusto Roa Bastos Elvio Romero Anónimo Gabriela Mistral María Elena Walsh Alejandra Pizarnik