Mamá cerdita un día se fue
Y no sabemos por qué, por qué,
Grandulón, mediano y pequeñín,
Se quedaron sin casa y sin violín.
 
Los tres cerditos construyeron
Su propia casa como pudieron,
Pequeñín hizo  casa de paja,
Solo él cabía por ser muy baja.
 
Mediano hizo casa de madera,
Pues la quería más duradera;
De ladrillo la hizo grandulón,
Para que no entre ningún ladrón.
 
Apareció allí el pícaro lobo,
Y como no es tonto, ni bobo,
A casa de pequeñín se acercó,
Y de un soplido la derrumbó.
Pequeñín asustado corría,
Y a casa de Mediano acudía,
Y el lobo malo muy enfadado,
La otra casita ha derrumbado.
 
Los dos cerditos despavoridos
Fueron a casa de Grandulón,
Entran lanzando un gran chillido,
allí encontraron su salvación.
 
Rápido llega el malvado lobo,
Y alegre dice: me como tres,
Aquí me quedo con casa y todo,
Tendré comida pa` todo el mes.
 
Los tres cerditos fuego encendieron,
Y pronto el agua les calentó,
El lobo, el techo les fue rompiendo,
Y en  agua hirviendo, pronto cayó.
 
Los tres cerditos fueron felices
Han aprendido bien la lección,
Comieron panes, muchas perdices,
Viven unidos con mucho amor.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...

Préféré par...

Ada Pardo
Email

Autres oeuvres par Gloria Fuertes...

Quelques poètes qui suivent Gloria Fuertes...

Matu Gonzalez Salazar David Marín Adde Luna Mónica Fer Sofía Ximena Idrobo