Comencé a escribir poemas desde los 16 años, en una pequeña libreta de preparatoria, nunca la use para fines académicos por cierto, jamas publique algo en esos tiempos, poemas que pasaban a formar parte del fuego o de la tierra, como un alarido que sale desde el alma que surge sobre el mundo, pero no sobrevive porque no es escuchado.