Allí en el mítico bosque
del paraíso de tu sexo.
Allí donde el hilo de vida
teje su gran madeja de sueños;
hirsutos los cabellos de Venus
atrapan al gigante ciclope.
Buscan cavar la fuente
donde nace el mar, donde emerge
el salivar de la tierra.
 
Escondo la sonrisa
tras la mueca del dolor ajeno,
del desgarro de los caídos
en una guerra, que no es guerra.
En el ir y venir
de los atronadores estallidos
que levantan por los aires cuerpos
y objetos que flamean el odio,
la desesperación, la angustia,
la sin razón, el mimetismo.
 
Hoy mas que nunca
quiero alzar tu falda y esconderme.
Huir de la guerra y los cuchillos
llegar a la fuente de Nefertiti,
ir a los paseo de Paris y ver el Eliseo.
Llenarme de aire impoluto
en una atmosfera viciada del trama
y el tantra del terrorismo.
 
Me asfixia el hedor de los cadáveres
que el mar engulle y devuelve
a su níveas playas donde se soslaya
la muerte henchida de orgullo.
No somos mas que voraces insectos,
libélulas arcanas que encienden luces
de ambulancias que recorren
las atestadas calles de las ciudades mártires.
 
Siento que un hilo de sangre
se mueve raudo por las líneas de las rieles
busca afanosamente el mar.
Va recorriendo desde el desierto de Arabia
hasta la infinita pampa argentina;
nos ha tocado con su sangre
a todos los hombres libres
sin que nadie quede sin derramar una gota.

mueca, sonrisa, sexo

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email

Other works by Kleber Exkart...