Está la plaza sombría;
muere el día.
Suenan lejos las campanas.
    De balcones y ventanas
se iluminan las vidrieras,
con reflejos mortecinos,
como huesos blanquecinos
y borrosas calaveras.
    En toda la tarde brilla
una luz de pesadilla.
Está el sol en el ocaso.
Suena el eco de mi paso.
    —¿Eres tú?  Ya te esperaba...
—No eras tú a quien yo buscaba.

  • 1
  • 5
  •  
  •  
Login to comment...
Alfredo Jiménez G.
over 2 years

Tal vez caminó cientos de veces por las mismas calles y la plaza, pero esa tarde la belleza del lugar se torna sombría por algo más que la hora crepuscular... ¿Será su ocaso también?

En el sitio y horario signado ocurre el desencuentro. No acude quien buscaba. Llega quien nos aguarda a todos en el lugar y momento preciso que ignoramos.

No era el tiempo del Poeta, se miran, se despiden cortesmente, para seguir caminando juntos.

Liked or faved by...

Héctor Flores Y. J. Hall Ada Pardo Alfredo Jiménez G. Lucinda Redondo Gualda
Email

Other works by Antonio Machado...

Some poets who follow Antonio Machado...

Pokepammon Jorge Cárdenas Kevin Vicent montserrat gabin Don Οὖτις Clàudia Cardona López