Latir del tiempo, lágrima distante,
de luz,
de soledad,
de invierno;
Huye entre las nubes
como perfume de incienso,
 
hacia ese lejano fulgor,
que quedó tras una nova
y su eclosión.
 
Oh! inmensa estrella que en un
pasado remoto expiró a miles de
años luz lejos de la Tierra,
 
convertida ahora en un astro
pequeño y denso, en acelerada
rotación sobre si mismo.
 
Sus ondas electromagnéticas nos llegan
a rápidos intervalos;
 
Rayos que se eclipsan y centellean
naciendo y muriendo a cada momento.
 
Destello quántico en la inmensidad del
vacío eterno.
 
No te niegues a morir, estrella;
Todo es muerte en este universo,
todo navega hacia un fin...
Que no es más que el principio
de un nuevo comienzo.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login per commentare...

Piaciuto o affrontato da...

Ada Pardo
Email

Altre opere di Marian Vanderlest...

Alcuni poeti seguiti da Marian Vanderlest...

Carlos Godfrey