Planeta solitario. Susurrantes brisas acompañan el vaivén de las olas, rompiendo las calientes aguas de un lago, cuya inmensidad no abarca la vista, cubierto por las leves brumas, húmedas del vapor. Llanuras rocosas lo bordean, desde donde finos anillos de gas y polvo se elevan, dibujando un arco perfecto, brillando entre las oscilantes turbulencias  del aire, reflejándose en la extensión líquida de la superficie.

Mundo desolado en traslación alrededor de un sistema binario.
                                                   
La noche nunca llega a ser noche, sino solo un ocaso eterno,
cuyos colores cambian y se repiten cíclicamente bajo la luz de sus dos soles;
Y entre sus sombras apenas se trazan sutiles líneas nubosas, bajo su inmensa atmósfera evanescente.


  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login per commentare...

Piaciuto o affrontato da...

Ada Pardo
Email

Altre opere di Marian Vanderlest...

Alcuni poeti seguiti da Marian Vanderlest...

Carlos Godfrey