poeta traductor

—¿No sepoy (sabía) que te plazía el tiatro Efraím?—
—Es mi muĵer que quizo verla; a mí no me agustan (gustan) las faiĝas (comedias) Julio, las guezerás (tragedias) son mi ferte (fuerte) o mizmo la zarzuela.
—Algo le haz de ver a las 'amlas (desgracias) entonces
—¡Bueno humm!, la guezerá (tragedia) es ; ¿Cómo dizerlo? un instructivo fetḥeo (denuncia) de las mendvas (defectos) eternas de la condición humana....
—¡La faiĝa (comedia) tamién!; tomemos por eĵemplo la pieza que kemleamos (acabamos) de ver El Meera (Miserable).
Efraím le interrumpe….
—La verdad es que me quedé echado (dormido) y poco cuedo (puedo) dizer de ello,  consintí (me di cuenta) cuando Adela me despertó al final.—
—¡Hummm Julito!—; te perdiste de la escena del Harpagón: el personaje realmente me parece un mendva (detestable); ¡Un verdadero mel’ok (miserable) maldito y coĝido (tacaño)!
—¡Uh!... pues no ferzeo (entiendo) Efra!; ¿Dime qué quieres dizer?
—Tan sencillo como lo que stamos hadreando (hablando) echado (dormilón)!; ese Molière nuncua se arripintió (dudó) de uzzar (usar) el tiatro de faiĝa (comedia) para fetḥear (denunciar)  las 'amlas (malas acciones), las mendvas (desagradables) de la sociedad uzzando el humor . ¡La riza hilarante mos produze una catarsis y mucho más cuando se ridiculiza la maldad!....
—¡Ninguna faiĝa (comedia) me haze arríer (reír), ya te lo dishi Efraím!; ¡Me fnea (fastidia) digamos el ridículo, la sátira o como le llames!; como si el ridículo o la ironía a ella feran (fueron) los antídotos del meere (miserable); la avaricia y la envidia ansí siguen propiciando hoy por hoy los altos niveles de desigualdad y qahras (sufrimientos) en que se stá sumida la humanidad.
La avaricia y la envidia son el condusho (alimento) prencipal de los políticos que se disfrazan de demócratas para sus pretos (oscuros) fines; el hombre no ha superado su concencia egocéntrica para deperder (dezvanecer) aquello que no es suyo, les sobra y no ḥobá (hace falta) . Los envidiozzos son la cara contraria a la moneda centrada en los que se fojmean (ostentan) del poder con avaricia y 'abbu (fanfaroneo).
Tal vez el teatro de Moliere lo haga ver como una parodia, pero eso en sí no adlea (resuelve) nada cuando la aquelledad (riqueza) se arrezenta (acumula) en pocas manos y mucho menos si son chabos (dinero) públicos. Muestro olam (mundo) es trágico; es un mundo cafre (cruel), de dolmá (oscuridad), determinista, mecánico; es un mundo carente de amor y no desrean (valoran) ni se ḥennea (compasivo). Mientras el ser humano no supere su entenimiento (vanidad), su egotismo, la falsía (corrupción) por el poder irá minando la salud y el desarrollo de la humanidad.
Inclusive la guezzerá (tragedia) como tiatro para mí es simplemente una exaltación de un olam (mundo) sin menĵuria (remedio); un olam condenado que exhibe el fracaso de la humanidad por camiar (cambiar) su mazzal (suerte). Los héroes de la guezzerá son afrites (valientes) y aventureros y con todo (a pesar de ello) kemlean (terminan) en la desgracia; ese es exactamente el manadero (origen) del significado del tiatro de guezzerá.
Los pontones (abusadores) stán gableando (vigilando) de ser juezes de la desferencia (disparidad) cuando los objetos de supervivencia sean rassón de precupaciones y sotreen (protegen) sus intereses; son los pontones (parásitos) que quieren regular las kahras (ansiedades); gher que ellos se enseñoreen (apoderen) de cuanto maz….los políticos.
¡Pero míra qué coincidencia!, los héroes ordinarios de las sociedades actuales son capaces de belghear (matar) a su propia madre por precurar su bienestar personal; los políticos ni sienten ni padecen; no les importa a quien leven entre las patas con sus corruptelas. Ahí tienes el ejemplo del "El Meera”
—¡Yo pensaba que no lo habías visto! y que realmente te stabas muddeando (durmiendo)...
—Dezde luego que me muddeí (dormí) pero ya había meldado (leído) a Moliere en otra ocasión. Te dizía que el “Meera” Harpagón no tiene a nadie más que hazer cabod (honrar) que a su amor a los chabos.
—¡¿Es chistoso verdad Efra…?!- disho Julio con ironía–.
—¡Pues no me lo parece! No lo qemeo (soporto) por…
—Pues jammeoy (pienso) que la faiĝa (comedia) selquea (alivia) a la ĵente (gente), por lo menos a mi me selquea (alivia); es una válvula de escapadiza (escape) ante tanta mierda oficial de lo que te enteras. El papel prencipal de la comedia es tan faiĝeado como tu guezzera o la cayentura (tibieza) de la zarzuela que es un arte menor, ¿Verdaaad?....
—¡Si hablamos de artes menores!....
—¡Pero por D—s déshame kemlear (terminar)!- dijo Julián ya borilado (molesto)–; ¡No paras de cortarme la hadra (palabra)!; ¡¿No puedes asperar?!. ¡Quiero dizer que la faiĝa (comedia) mos divierte y mos haze arríer!¡; ¡¿Tu guezzerá (tragedia) lo haze?!; ¡No pienso que tus 'amlás (barbaridades) lo hagan!; ¿O sí?....
—¡Si queres arríer sin meterte en honduras (reflexiones) sobre la condición humana!– disho Efraím huzeando (levantando) el ḥes (voz) ; ¡Entonces meĵor mira la televisión y ansí no deperdes (pierdas) chabos (dinero) ni tiempo!
Julio se había enka‛asado (enfurecido) ante la insolencia de Efraím y Efraín había cuesto (puesto) el rostro duro y frío que le caracterizaba para no sintir la molestia que le ocasionaba los azneos (estupideces) de Julio.
Fue cuando Adela se entrometió (intervinó) para selquear (calmar) los ánimos; ella había permanecido como testigo de pedra de la hadrá (discusión); al observar el camio (cambio) de tono y rumbo que tomaba la hadrá se animó a hablar:
—¡Hey chicos!; ¡¿A que viene ese ka’as (enojo) si haze unos momentos stábamos tranquilos?!.
—¡Pues es él que me corta la habla y no escucha!....
–¡Cómo que no escucho!; ¡Pues cuazi me tratas de un pendejo ignorante!; ¡¿Crees que eso no me molesta?!.– dijo Efraim–
—Pensoy– dijo Adela– que la hadrá nada tiene que ver con lo que vimos; sino más bien parece que tiene que ver con el modo cada quien asume para defender sus gustos y no perder su prestigio y estima por su perferencias; ¡Meĵor ya párenle!....
—¡Ok Adela es meĵor que lo deshemos aquí!, ¿Que piensas Efraím?
—Estoy de acuerdo, todo esto se troquó (transformo) en un drama sin sentido; ¡Cada quien con su teatro!; pero que conste que no me agustan la sátiras.
—Y en mi caso –dijo Julio– no me plazen las cozas azedas (agrias)….
—¡Shhhh!; ¡Ya no sigan! –dijo Adela–...¡Kersha (barriga) llena corazón enĵubilado!....
Y los tres se feron (fueron) a cenar….


haketia sefardi (judeo- español) del norte de marruecos

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Cálamo Azul
Email

Other works by Mercedes Dembo...

Some poets followed by Mercedes Dembo...

cuauhtémoc molina monroy Ingrid Zetterberg de Espinoza Robert L. Martin