Hija mayor de una familia formada sólo por hijas, toda mi infancia la viví en un sector rural llamado La piedra, el pueblo más cercano quedaba a 8 kilómetros,  no había mucho en que distraerse, pero no importaba, todo lo que me rodeaba invitaba a soñar y a crear historias de nunca acabar, tardes de lluvia donde les contaba muchas historias para entretener a mis pequeñas hermanas.

Soy muy emotiva, sensible, creadora.