Tendido sobre el lecho Veo allá lejos, mis pies.
Si, yo soy este largo animal fatigado que reposa.
Yo soy yo hasta esos dedos  retorcidos e inútiles de allá abajo.
Este es mi cuerpo. Este es mi animal.
 
Yo le busco el manjar preferido, cuando tiene hambre.
Cuando tiene sueño, le permito echarse a dormir.
Ah, si, lo nutro, lo abrigo, lo defiendo celosamente,
porque es mi animal.
 
Y aunque a veces trata de imponerme extraños caprichos,
y se releva contra mí si le cierro la puerta,
yo amo pacientemente este largo animal saludable,
este gran macho que suda y ronca mientras yo sueño.

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Email

Otras obras de José Angel Buesa...