Cargando...
Se fue, se fue y no se llevó mis besos,
y estas son las santas horas que no sé
por los aires que voló.
 
No está, no está y no queda ni su ausencia.
Se escurrió como la lluvia que mojó
este llanto tan eterno.
 
Mire usted como he tenido que echarle de menos.
Siempre fue un tanto fiel
y otras más de cruel.
Era mi más sana mujer.
 
Que haré si en fin cuando parte no regresa
seguiré amandola así sin recordar
como al fin pudo volar.
 
No está, se fue sin abrigar despedidas
y la palabra volver ya se esfumó
cual si fuera esta canción.
 
Raúl Torres

Preferido o celebrado por...
Otras obras de Todos Nosotros ...



Top