Mira si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.
 
Y tú bien sabes por qué
tiré tu cariño al río:
porque era hebilla de esparto
de un cinturón de cuchillos;
porque era anillo de barro
mal tasao y mal vendío,
 
y porque era flor sin alma
de un abril en compromiso,
que puso, en zarzas y espinas,
un fingimiento de lirios.
 
Tiré tu cariño al río,
porque era una planta amarga
dentro de mi huerto lírico.
 
Tiré tu cariño al agua,
porque era una mancha negra
sobre mi fachada blanca.
 
Tiré tu cariño al río
porque era mala cizaña
quitando savia a mi trigo;
 
y tiré todo tu amor,
porque era muerte en mi carne
y era agonía en mi voz.
 
Tú fuiste flor de verano,
sol de un beso, luz de un día;
yo te cuidaba en mi mano,
y en mi mano te acunaba,
y tu, por pagarme, herías
la mano que te cuidaba.
 
Pero al hacerlo, olvidabas
(tal vez por ingenuidad),
que te di mis sentimientos
no por tus merecimientos
sino por mi voluntad.
 
Yo no puse en compraventa
mi corazón encendío;
y has de tener muy en cuenta
 
que mi cariño no fue
ni comprao ni vendío,
sino que lo regalé.
 
Porque yo soy desprendío;
por eso te di mi rosa
sin habérmela pedío.
 
Porque yo soy desprendío
y doy las cosas sin ver
si se las han merecío.
 
Por eso te di mi vela,
te di el vino de mi jarro,
las llaves de mi cancela
y el látigo de mi carro.
 
Ya ves si soy desprendío
que ayer, al pasar el puente,
tiré tu cariño al río.

  • 1
  • 2
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Alfredo Jiménez G.
alrededor de 1 año

Tan "desprendío" el gran Poeta Manuel Benítez Carrasco que prodigó toda su hacienda, su cariño y sus versos a quien no lo merecía.

No se tiró al drama al recibir rasguños en correspondencia a sus caricias, desdenes a cambio de sus halagos. Así como fue total su entrega también fue decisivo su olvido.

A la orilla del río, de un lastre se ha "desprendío" sin el menor remordimiento y se fue muy ligero por los campos floridos, a gozar la libertá que da la soleá.

Email

Otras obras de Manuel Benitez Carrasco...