¿Sabes que a veces me aterra no poder verte
y que siento que se altera mi cuerpo y mi mente?
Chico sumiso, hazme deleite,
Con tus dulces palabras que pronuncias al hablar,
Con tu excitante mirada de hombre eficaz.
¿Dónde estás? ¿Estás ahí?
Siento tu respirar, tu corazón latir.
¿Por qué me amas? ¿Qué ves en mí?
¿Una niña dócil o una mujer fugaz?
¿Sabes que te he escogido para poderte amar?
¿Sabes que te sigo dejando huellas al caminar?
¿Dónde estás?
¿Recuerdas las noches en que me veías dormir?
¿Recuerdas los abrazos y los besos al despedir?
Aquí me encuentro, entre páginas y libros,
Pensándote, amándote...
Sintiendo la frescura del otoño que se acerca
y que prepara el solemne adagio del invierno,
Puedo ver los rayos de la luz solar que atraviesa la ventana,
y oír el canto de los pájaros de cada mañana,
¿Y tú estarás para ir a misa conmigo?
¿Estarás para verme llevar mi mejor vestido?
¿Te acuerdas de aquellas noches en que te metías debajo de mi piel?
¿De aquellas noches en que enredabas tus dedos en mi pelo
hasta el amanecer?
Quiero que estés entonces para verme cantar,
Y que te metas en mi pecho sin quitarme el disfraz.
¿Por qué será que te amo tanto?
Es porque ya vives en mí.
Dejemos que corran las agujas del reloj,
Pero que el tiempo no se lleve nuestro preciado amor.
¿No te alcanza con meterte en mi mente creando música
y poesía en mis manos? ¿Estarás presente en mi fiesta de té
si tengo listo tu lugar?
Y si tu café se enfría, ¿te irás? ¿Te irás y no volverás?
Pero dices que no te irás, que no te irás y que te quedarás.
Espérame en la otra habitación,
Hasta que baje y esté lista para cenar.
Has cambiado mi vida,
Tomaste mi corazón sin preguntarme si podías.
Cambiaste el transcurso de la historia,
Te volviste inevitable en mi memoria.
Y si te casas conmigo, ¿seré yo quien planche tus camisas
y vea los partidos contigo?
¿Seré yo quien despierte a tu lado cada mañana
y te lleve el desayuno a la cama?
Y entonces te acercas, tomas mi mano,
Me dices al oído que quieres estar a mi lado.
¿De dónde vienes? ¿Eres un ángel?
Dime quién soy.
Pero entonces, acaricié tu espalda,
Y te miré diciendo: “Quédate aquí”
Sólo ven y cántame para dormir.

(2014)

  • 3
  • 9
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Zoe Yeny Ada Pardo Edgardo Alejandro Ibarra Claudio Nahuel Moyano Luis Figueredo Celene Diaz Alvaro Ordoñez Jaime
Email

Other works by Elżbieta Bujakiewicz...