A una rosa

Enviado 1 vez — Favorito, 3 veces

A una rosa

por Luis de Góngora

Ayer naciste, y morirás mañana.
Para tan breve ser, ¿quién te dio vida?
¿Para vivir tan poco estás lucida?
Y, ¿para no ser nada estás lozana?

Si te engañó tu hermosura vana,
bien presto la verás desvanecida,
porque en tu hermosura está escondida
la ocasión de morir muerte temprana.

Cuando te corte la robusta mano,
ley de la agricultura permitida,
grosero aliento acabará tu suerte.

No salgas, que te aguarda algún tirano;
dilata tu nacer para tu vida,
que anticipas tu ser para tu muerte.

comments powered by Disqus
     

Misceláneas


Otros poemas de Luis de Góngora (leer al azar)


En los pinares de Júcar
Vi bailar unas serranas,
Al son del agua en las piedras

Fragoso monte, en cuyo basto seno
Duras cortezas de robustas plantas
Contienen aquel nombre en partes tantas

—¿De dónde bueno, Juan, con pedorreras?
—Señora tía, de Cagalarache.
—Sobrino, ¿y cuántos fuistes a Alfarache?

Entre los sueltos caballos
De los vencidos Cenetes,
Que por el campo buscaban

No enfrene tu gallardo pensamiento
Del animoso joven mal logrado
El loco fin, de cuyo vuelo osado

—Téngoos, señora tela, gran mancilla.
—Dios la tenga de vos, señor soldado.
—¿Cómo estáis acá afuera? —Hoy me han echado,

Urnas plebeyas, túmulos reales
Penetrad sin temor, memorias mías,
Por donde ya el verdugo de los días

La bella Lira muda yace ahora
debajo de este mármol, que sin duda
lo ha convocado muda

¡Ya no más, ceguezuelo hermano,
ya no más!
Baste lo flechado, Amor,

Te gusta Poeticous en Facebook?