No sé por qué piensas tú

No sé por qué piensas tú

por Nicolás Guillén

No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.

Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?

Me duele que a veces tú
te olvides de quién soy yo;
caramba, si yo soy tú,
lo mismo que tú eres yo.

Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.

Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú
¡no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo!

Notas:

Cantos para soldados y sones para turistas

comments powered by Disqus
       

Misceláneas


Otros poemas de Nicolás Guillén (leer al azar)


No me dan pena los burgueses
vencidos. Y cuando pienso que van a darme pena,
aprieto bien los dientes y cierro bien los ojos.

¡Aquí estamos!
La palabra nos viene húmeda de los bosques,
Y un sol enérgico nos amanece entre las venas.

Bien pueden su hojarasca y polvo y hielo
Acumular los años sobre ti.
Mi corazón sacude el turbio velo,

La tarde abandonada gime deshecha en lluvia.
Del cielo caen recuerdos y entran por la ventana.
Duros suspiros rotos, quimeras lastimadas.

Con tanto inglé que tú sabía,
Bito Manué,
con tanto inglé, no sabe ahora

Este chancho en jamón, casi ternera
anca descomunal, a verte vino
y a darte su romántico tocino

He leído acostado
todo un blando domingo.
Yo en mi lecho tranquilo,

Un blue llora con lágrimas de música
en la mañana fina.
El sur blanco sacude

Olas de gordo aceite son mis días:
pasan tan lentamente que no pasan.
Los hombres a mi lado miran, pasan,

Grave, junto a la puerta del yanqui diplomático,
vela un soldado el sueño de quien mi ensueño ahoga; …
ese cangrejo hervido, de pensamiento hep...

¡Quirino
con su tres!
La bemba grande, la pasa dura,

Por el camino de la mar
vino el pirata,
mensajero del Espíritu Malo,

Te gusta Poeticous en Facebook?