Daba el reloj las doce...

Daba el reloj las doce...

by Antonio Machado

Daba el reloj las doce... y eran doce
golpes de azada en tierra...

        ... ¡Mi hora! —grité— ... El silencio
me respondió: —No temas;
tú no verás caer la última gota
que en la clepsidra tiembla.

        Dormirás muchas horas todavía
sobre la orilla vieja
y encontrarás una mañana pura
amarrada tu barca a otra ribera.

comments powered by Disqus
       

Miscellany

Antonio-machado


Other poems by Antonio Machado (read randomly)


Este noble poeta, que ha escuchado
los ecos de la tarde y los violines
del otoño en Verlaine, y que ha cortado

Desgarrada la nube; el arco iris
brillando ya en el cielo,
y en un fanal de lluvia

Naranjo en maceta, ¡qué triste es tu suerte!
Medrosas tiritan tus hojas menguadas.
Naranjo en la corte, ¡qué pena da verte

En la desnuda tierra del camino
la hora florida brota,
espino solitario,

Abril florecía
frente a mi ventana.
Entre los jazmines

¿Mi amor? ... ¿Recuerdas, dime,
aquellos juncos tiernos,
lánguidos y amarillos

Tarde tranquila, casi
con placidez de alma,
para ser joven, para haberlo sido

Lejos de tu jardín quema la tarde
inciensos de oro en purpurinas llamas,
tras el bosque de cobre y de ceniza.

¡Oh tarde luminosa!
El aire está encantado.
La blanca cigüeña

Like us on Facebook?