Esencia

Esencia

por María Elena Walsh

Esencia

Nunca nombrarla, nunca.
Ni callarla siquiera.
Solamente crecer de sus raíces
con asombrado llanto.
Ser y morir tan solo
para justificarla
como naturaleza
y sumisa costumbre.

Madurará con pausa
y exactitud de necesaria estrella
y solo incertidumbres
me probarán su órbita,
su doloroso amor, su cumplimiento.
Será un desgarramiento
elemental, constante.
Desesperada espera
-lo sé- desesperada.

Y sin embargo, nada
persistirá más cierto
que su sabiduría,
que sus sencillas fiestas.
Como el rosal seguro de la rosa.

Y yo seré la sombra
de su florecimiento,
yo viviré acatando
su voz y su silencio,
en indefensa tierra,
irrenunciablemente.

 

 

 

comments powered by Disqus
     

Misceláneas

Walsh


Otros poemas de María Elena Walsh (leer al azar)


En una cajita de fósforos
se pueden guardar muchas cosas.
Un rayo de sol, por ejemplo

Me dijeron que en el Reino del Revés
nada el pájaro y vuela el pez,
que los gatos no hacen miau y dicen yes

Al este y al oeste
llueve y lloverá
una flor y otra flor celeste

Una vez y otra vez
cantaremos la fiel serenata.
Diganme donde está, como es

Duerme tranquilamente que viene un sable
a vigilar tu sueño de gobernante.
América te acuna como una madre

Cuando yo no te amaba todavía
-oh verdad del amor, quien lo creyera-
para mi sed no había

Duermo en el aljibe
con mi camisón apolillado,
don dolón dolón,

Ahora como un ángel apareces
y me rodeas sin decirme nada.
Ángel que yo cuidara tantas veces

Yo soy la Pájara Pinta,
viuda del Pájaro Pintón.
Mi marido era muy alegre

Besé la mano del guardián
y lo ayudé a bruñir cerrojos
con esa antigua habilidad que tengo

La primera y la última imagen que recuerdo de Europ …
Los niños de París despiertan a un mundo de perfecc …
La otra mañana, tuve la impr...

No escuches mi dolor, tú que me heriste.
No te reclama ya ningún acento.
Sólo en mi corazón la sangre es triste.

No son los ángeles que cantan
no son los pájaros ni el mar
es un señor lleno de cielo

Te gusta Poeticous en Facebook?