Querido amado mío,
Detrás de toda ésta melancolía
que rompe el alma del amante
el amante que a duras penas supo caminar
con la primera decepción;
existe una contraparte,
si bien, mi intención es esperarte,
pues de mi han florecido nuevos y amorosos
sentimientos puros, que emanan de unas pequeñas palabras tuyas, lindas y gloriosas, palabras tuyas.
 
A mi alma queda la espera
A mis labios queda la espera.
Pero, cariño,
querido amor mío,
que tenerte de nuevo en mis brazos...
Y sentirte
vivo,
cálido
como la brisa que acoge a media tarde.
Tu pecho tan cerca
tus besos, fuente de todo
tus caricias amantes llenas de cierta esperanza
tus palabras,
tus palabras,
hirientes y hermosas
escogidas con tanta certeza
que pone fin a toda duda
que abrazan y alborotan
que amarran y destrozan.
Quién más que yo,
pues guardo tus ojos en los suspiros
Y de esos pequeños minutos
puedo respirar cada segundo
como un rezo de palabras suaves y románticas.
La plegaria que puso fin.
El momento que aguardaba mi abandono.
La pura y mismísima recreación de mis anhelos,
como la tranquilidad de entrar al agua
después de salir de ella,
abrazando la piel
y acobijando del frío del viento.
 
Tendré que comérmelo a pedacititititos.
Pues en éste recuerdo, pequeño, hermoso
quedan pocos minutos de color
y ay, de mí mente que lo quiere devorar
a cada suspiro, a cada mañana, a cada madrugada
Pues las madrugadas son tuyas con más fuerza
y son éstos pequeños recuerdos
ya seccionados, los que me acogen
bajo ésta tela de sombra buena.
 
Cómo llora, cómo llora, cómo llora
mi desesperación completa.
Cómo llora el alma rota
por primera vez fragmentada
el alma de la joven
qué creyó nunca ser enamorada.
 
Y ya la espera no me importa
Qué si no es contigo,
Si no lo es amado mío
No importa,
No importa.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email

Other works by Renata Ramírez...

Some poets followed by Renata Ramírez...

Agustín Lamanna Walt Whitman William Shakespeare Gilberto Segura Lope Federico García Lorca Alfonsina Storni