Amada: no has querido plasmarte jamás
como lo ha pensado mi divino amor.
Quédate en la hostia,
ciega e impalpable,
como existe Dios.
 
Si he cantado mucho, he llorado más
por ti ¡oh mi parábola excelsa de amor!
Quédate en el seso,
y en el mito inmenso
de mi corazón!
 
Es la fe, la fragua donde yo quemé
el terroso hierro de tanta mujer;
y en un yunque impío te quise pulir.
Quédate en la eterna
nebulosa, ahí,
en la multicencia de un dulce no ser.
 
Y si no has querido plasmarte jamás
en mi metafísica emoción de amor,
deja que me azote,
como un pecador.

(1918)

Los Heraldos Negros (1918) Truenos

  • 2
  • 5
  •  
  •  
Login per commentare...

Piaciuto o affrontato da...

Ada Pardo Gato Chungo Silvia de la Selva César Edgardo CED Frida G. Marroquín
Email

Altre opere di César Vallejo...

Alcuni poeti che seguono César Vallejo...

Jonathan Alexander España Eraso Bren. Carolina Vorne Diego Faucheux Claudia Cortés Julieta Echeverria