Mis poemas eran palabras azules
en medio de un cielo blanco,
ardían en el fuego del invierno
y se congelaban en el frío del verano.
 
Mis poemas eran la oscuridad necesaria,
de una soledad necesaria
en un día donde las hojas
se vuelven viento
y el cuerpo no siente nada.
 
Mis poemas eran domingos
negros, lluviosos, suicidas y sin sentido,
pero cálidos y hermosos
como los tiempos bien vividos.
 
Mis poemas me transportaban al pasado,
daban pinceladas de un futuro lejano,
narraban un presente incierto
para, finalmente, esconderse donde no corriera el tiempo.
 
Porque mis poemas no eran definidos por las horas
los definía el momento
el olor a viento
el dolor del cuerpo
los ojos sin aliento
las manos sin descanso
los pasos amargos
la ausencia de un hermano
el sin fin de situaciones
que carcomían mi cuerpo.
 
Pero mis poemas se posaron
en un árbol solitario
y éste a todos se llevó.
 
No dejó ni rastro de alguno
y el recuerdo de todos
el viento desapareció.

  • 0
  • 3
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo Elio Osejo Heterónimo
Email

Other works by Warmi Misi....