¡Viva la soledad, la tristeza y la melancolía! Que el buen arte nunca viene de la alegría