Este novísimo alegato a favor de Corneille es menos ambiguo que su título. Cabe resumir así su argumento: “El arte de goce o de conocimiento puro” que inauguró Racine ha culminado y se ha agotado en la labor de Proust; es lógico aguardar una reacción hacia “el arte heroico”, el arte de Hugo y de Corneille. La tesis, como se ve, es de carácter más general que particular: afirma que el tipo de arte que cultivó Corneille puede interesarnos más que el de Racine, pero no prueba que Corneille valga tanto como Racine. El problema es falso, por lo demás: la admisión de uno de los dos no comporta la exclusión del otro. Descartada esa discusión, queda la parte substancial de la obra: el análisis lento y delicado de las diversas piezas de Corneille, la percepción de las finas diferencias entre cada una de ellas y de su voluntad de superación. Este “paseo antológico”, como lo denomina su autor, es digno de toda alabanza.


Revista Hogar, 13 De Noviembre De 1936

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Login to comment...
Email

Other works by Jorge Luis Borges...