Cargando...
¡De todo te olvidas! Anoche dejaste
aquí, sobre el piano, que ya jamás tocas,
un poco de tu alma de muchacha enferma:
un libro, vedado, de tiernas memorias.
 
Íntimas memorias. Yo lo abrí, al descuido,
y supe, sonriendo, tu pena más honda,
el dulce secreto que no diré a nadie:
A nadie interesa saber que me nombras.
 
Ven, llévate el libro, distraída llena
de luz y de ensueño. Romántica loca
¡Dejar tus amores ahí, sobre el piano!
De todo te olvidas ¡Cabeza de novia!

#EscritoresArgentinos (1908) Herejes Misas

Preferido o celebrado por...
Alfredo Jiménez G. Y. J. Hall Ada Pardo Yahe Paulita Molina
Otras obras de Evaristo Carriego ...



Top