Una mirada al reloj;
tic tac, tic tac...
son las diez menos diez pasadas
y las horas comienzan a marcharse;
los números caen como lágrimas
despintados
por el rime de sus ojos...
Y la espera se hace larga,
ya no llegará
y las horas se caen del reloj;
ya se marchan...

(2012)

es un poema de amor inspirado en una imagen donde una mirada reflejaba un reloj en su interior y cuales números del reloj caían por sus ojos como lágrimas despintadas por el rime.

amor

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email