Yo que soy un intruso en los jardines
que has prodigado a la plural memoria
del porvenir, quise cantar la gloria
que hacia el azul erigen tus violines.
He desistido ahora, para honrarte
no basta esa miseria que la gente
suele apodar con vacuidad el arte.
Quien te honrare ha de ser claro y valiente.
Soy un cobarde. Soy un triste. Nada
podrá justificar esa osadía
de cantar la magnífica alegría
–fuego y cristal– de tu alma enamorada.
Mi servidumbre es la palabra impura,
vástago de un concepto y de un sonido;
ni símbolo, ni espejo, ni gemido,
tuyo es el río que huye y que perdura.

La moneda de hierro (1975)

#EscritoresArgentinos

  • 0
  • 3
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Y. J. Hall Harold March Alberto Granados
Email

Otras obras de Jorge Luis Borges...

Algunos poetas que siguen a Jorge Luis Borges...

Patrícia Tagarra Pereyra Francisco Parra Clàudia Cardona López Natalia Alzate Benigno Garcia Casandra