Nadie vio la hermosura de las calles
hasta que pavoroso en clamor
se derrumbó el cielo verdoso
en abatimiento de agua y de sombra.
El temporal fue unánime
y aborrecible a las miradas fue el mundo,
pero cuando un arco bendijo
con los colores del perdón la tarde,
y un olor a tierra mojada
alentó los jardines,
nos echamos a caminar por las calles
como por una recuperada heredad,
y en los cristales hubo generosidades de sol
y en las hojas lucientes
dijo su trémula inmortalidad el estío.

Fervor de Buenos Aires (1923)

#EscritoresArgentinos

  • 0
  • 0
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...
Email

Autres oeuvres par Jorge Luis Borges...

Quelques poètes qui suivent Jorge Luis Borges...

Edgar León YV Juan Erick Cortez (A.R) Juan Camilo Bello Álvarez Katia Marquez