Bruscamente la tarde se ha aclarado
porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
que sin duda sucede en el pasado.
 
Quien la oye caer ha recobrado
el tiempo en que la suerte venturosa
le reveló una flor llamada rosa
y el curioso color del colorado.
 
Esta lluvia que ciega los cristales
alegrará en perdidos arrabales
las negras uvas de una parra en cierto
 
patio que ya no existe. La mojada
tarde me trae la voz, la voz deseada,
de mi padre que vuelve y que no ha muerto.

El hacedor (1960)

#EscritoresArgentinos

Hacedor
Entrar para comentar...
María Prieto
alrededor de 1 año

Este hermoso poema de Borges me trae a la memoria la versión cantada del mismo por Miguel Poveda en su disco "Para la libertad". Una voz prodigiosa española que pone voz y música a poemas famosos de algunos autores de renombre.

Alfredo Jiménez G.
alrededor de 3 años

En un París ya legendario y lleno de tesoros, desde entonces museo del mundo sin necesidad de Torre Eiffel. Un día cualquiera de 1877, la lluvia se apoderó de sus calles. Los habitantes salieron guarecidos en sus carpas plegables para mirar de cerca tal prodigio. No podían hacer menos, pues aunque muchos piensen lo contrario, Borges tiene razón: La lluvia es "algo que sucede en el pasado". (Pie para el cuadro "Calle de París, día lluvioso" de Gustave Caillebotte, que alguna vez nos evocara el soneto de Borges sobre la lluvia).

Lo mismo en París que en Buenos Aires; en Valle de Chalco o en Hong Kong la lluvia es todo un acontecimiento irremediable de nostalgias. Su golpeteo furioso en los tejados de zinc o sus rítmicas percusiones de arrullo en una noche serena, nos traen recuerdos de otras eras remotas. Es la misma lluvia de la niñez y parece ilusorio que esté ocurriendo ahora. Aunque el escéptico que se atreva a salir a comprobarlo regresará empapado de ilusión.

No sabemos si la molécula de agua tiene memoria, hay ingenieros trabajando en ese asunto; pero al precipitarse uniendo cielo y tierra, nadie puede negar que tiene naturaleza evocativa. Algo han de guardar las gotas en su viaje incesante, del mismo modo en que la luz que viene de muy lejos nos deja ver estrellas que ya no existen.

El soneto "La lluvia" de Jorge Luis Borges además de minucioso, es muy revelador.

Stella Maris Aggio
más de 3 años

Impresionante el genio de Borges!

Preferido o celebrado por...

Ada Zoe Alfredo Jiménez G. Y. J. Hall Nano Besserer María Prieto Sofía Iualé Daniel Martinez Allison Marticorena Stella Maris Aggio Mercy Gualán López Monserrat Gómez J. Krawinkel CH S Maria Jose
Email

Otras obras de Jorge Luis Borges...