Las traslúcidas manos del judío
labran en la penumbra los cristales
y la tarde que muere es miedo y frío.
(Las tardes a las tardes son iguales.)
 
Las manos y el espacio de jacinto
que palidece en el confín del Ghetto
casi no existen para el hombre quieto
que está soñando un claro laberinto.
 
No lo turba la fama, ese reflejo
de sueños en el sueño de otro espejo,
ni el temeroso amor de las doncellas.
 
Libre de la metáfora y del mito
labra un arduo cristal: el infinito
mapa de Aquel que es todas Sus estrellas.

S'identifier Commentaires...
Ada Zoe
plus de 2 ans

Maravilloso análisis para este hermoso poema.

Mar Beltrán
Environ 4 ans

Inmejorable, es una maravilla!

Alfredo Jiménez G.
Environ 8 ans

Imperturbable Spinoza labrando su arduo cristal; Borges lo retrata fielmente, con abrumadora precisión y lo deja, como al Coronel "...en su épico Universo/ y casi no tocado por el verso."

vaquerita
Environ 8 ans

maravilloso.

Préféré par...

Ada Zoe Y. J. Hall Harold March Gotas de mi alma Pulser EDUARDO . Aubert D' Alba Javier Silva Garcia Raul Alberto Perez wilfredo cisneros Joaquín Silva Aroca Cintia Barrionuevo Michael Halliburton Algeria Shukran
Email

Autres oeuvres par Jorge Luis Borges...

Quelques poètes qui suivent Jorge Luis Borges...

J José Jacobo daniela brillenbär A.A. Oqueli Yessica S Sandra Pien