Por: Carlos Godfrey Mora Estrada

Hola, soy Manson, el gato de mi amo Charly, mi nombre completo es Minino Manson. Grrrrrr Grrrrr soy un pequeño y hermoso gato negro, digo pequeño porque así me dicen todos los que entran a mi casa,  lo de hermoso porque mi amo lo dice todos los días después de llegar a casa, lo de gato pues porque me la paso lamiendo todo el día mi cuerpo, aunque a veces creo que soy un perro, lo de negro porque soy muy original. A pesar de mis 21 meses de edad, y según los libros soy un gato que está pasando por su adolescencia, creo que no crecí demasiado debido a la vida sufrida que tuve en mi niñez, si supieran que un hijo de puta gamín  casi me vota a un caño, de no ser por una niña que me salvo. ¡He pasado por unas! que no sé si es porque la vida es así, difícil de entender (Lo he escuchado varias veces) o por el color de mi pelaje, aunque no creo, eso son solo pendejadas Grrrrrr Grrrrr. Después conocí a Charly y a su amigo Ivan, esos dos si me han hecho reír, es muy divertido estar con ellos.

Me gusta el olor a comida mmmmmm ñami ¡A quien no le gusta! Grrrrrr Grrrrr, me desquicia el olor del arroz chino que traen mis amigos cuando les da pereza cocinar, por mí que ningún día cocinaran, aunque a veces preparan una comida tan deliciosa, si vieran la cara de satisfacción que ponen esos dos en sus rostros al probar su comida, cualquiera diría que es la cara que ponen los encarcelados al salir de su condena. También me gusta el olor de los cigarros que encienden mis amigos, ese olor me lleva a recorrer mis siete vidas en unos pocos segundos, segundos que nunca veo porque en mi casa no hay ni un solo reloj, mi amo dice que para que tener un reloj de pared, que es mejor disfrutar la vida sin mirar tanto el tiempo.

Me gusta el olor a flores y vino, me gusta ese olor cuando llega Charly con la noche entre sus ojos y una sonrisa en su boca, esta vez llega solo y me dice: ¿Que se dice Manson?, yo le contesto bien, como siempre nunca dañe nada. Él se recuesta en la hamaca  de movimientos relajantes y divertidos, y pone su música a todo volumen, me gusta cuando hace eso, pues se pone todo divertido, entra la acción a la casa y como me la pasó todo el día solo, pues me divierte cuando llega la noche.

Charly tiene olor a vino, me acaricia y yo le doy un mordisco de cariño para que no se olvide de mí. Después se levanta, se sirve un poco de vino diciendo que la vida es un juego, pero que el amor es una mierda, me pongo a pensar en lo que dice Charly y recuerdo el día que se llevaron a mi Novia Oh Long Johnson, se la cargaron porque se la pasaba viéndome desde el apartamento vecino de arriba y eso hacía que cayeran pelos en la comida de mis amigos mmmmm....mierda... mierda, si el amor es una mierda.

Charly se fuma un cigarrillo de esos que me ponen a ver pececitos felices por todos lados, se lo fuma con calma, mientras me dispara un poco de humo en la cara y se pone a jugar un rato con mis bigotes y mi suave panza Grrrrrr Grrrrr. Después de un viaje de alegría con mi amigo, me levanto a jugar con una bola de papel mientras mi amigo toca su guitarra de sonidos chistosamente armónicos al ritmo de la música.

Después de un rato me acerco a Charly para que juegue con migo, de repente suena un aparato con el sonido de una de sus canciones favoritas, se lo pone en la oreja, creo yo que es para escuchar la música de más cerca, el aparato deja de sonar, cruza con el aparato un par de palabras, deja de hablar con el aparato, abre su armario, saca una chaqueta y sale a la calle diciéndome Manson Manson la vida es un juego.


Relato ***Febrero 2017***

  • 1
  • 4
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Cálamo Azul
casi 3 años

de entretenida lectura.

Preferido o celebrado por...

Ada Pardo Oscar Leonel González Cálamo Azul Carlos Godfrey Mora Estrada M.B.Ibáñez
Email

Otras obras de Carlos Godfrey...

Algunos poetas seguidos por Carlos Godfrey...

M.B.Ibáñez Chandre Alexandra Betancourth Marie Cálamo Azul Patricia Gomez Seoane