No hay lugar en el mundo
nadie duerme,
los sueños se extinguen
las horas no pasan,
y el que quiere morir
no debe esperar tanto.
 
Ábrace la tierra a la mala semilla,
llénense los campos de plagas y muerte:
soledad para el que ama
y fecundidad del suelo para la hiedra maldita.
 
No hay agua
que purifique estas almas
ni sacramento
que nos quite este infierno.
 
No sirve la luz
a los ojos tan ciegos,
y hasta la esperanza
sucumbe en la espera.

Desde la alcoba, 9 febrero 2016

  • 0
  • 2
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Lachapa Nomedes Ada Pardo
Email

Otras obras de Carolina...

Algunos poetas seguidos por Carolina...

Rosario Castellanos César Vallejo Oliverio Girondo Juan Gelman Idea Vilariño Federico García Lorca