No hay lugar en el mundo
nadie duerme,
los sueños se extinguen
las horas no pasan,
y el que quiere morir
no debe esperar tanto.
 
Ábrace la tierra a la mala semilla,
llénense los campos de plagas y muerte:
soledad para el que ama
y fecundidad del suelo para la hiedra maldita.
 
No hay agua
que purifique estas almas
ni sacramento
que nos quite este infierno.
 
No sirve la luz
a los ojos tan ciegos,
y hasta la esperanza
sucumbe en la espera.

Desde la alcoba, 9 febrero 2016

  • 0
  • 2
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...

Préféré par...

Lachapa Nomedes Ada Pardo
Email

Autres oeuvres par Carolina...

Quelques poètes suivis de Carolina...

Matilde Alba Swann Eduardo Galeano Julio Cortázar César Vallejo Idea Vilariño Jaime Sabines