Entra despacio, sigiloso, quedo,
y con voz susurrante
Hablas y ordenas mis silencios,
desatando tu risa y tu mirada.
 
Vienes con calma y con denuedo
para tender manteles en el suelo
de lino y de ternura rosa...
Siento tus tibiezas al acercarte a mí,
exuberante entre las sombras de la noche.
 
Entonces,
te reinvento...
en cada pensamiento te tengo
como artificio.
Para desahogar esta pasión que me ahoga
en noches de vino tinto y bandoneón.
 
Desnudo,
despacio y sin prisa
Para encontrar solo fragmentos de costumbres,
Arrojados al viento como palomas blancas.
en el sabor oculto de la ternura,
ahí, donde solo tu yo
saciaremos esta sed de milenios.
 
Devuélveme mis sueños inconclusos,
mi risa y juventud desaforada,
ese  impulso que hay en mí
sin medida y con entrega
para volver a volar en el azul...
como la tarde...
 
Doris Melo Mendoza.
En el libro:El desdoblamiento de la palabra.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Yuneisy
Email

Other works by Doris Melo...

Some poets followed by Doris Melo...

Ada Zoe