Vivo en La Habana, Cuba. Me apasionan las ciencias, pero siento que vivo en un mundo de poesía. La danza, poesía en movimiento; la fotografía, poesía encapsulada en un instante... La naturaleza, la música, el amor, la vida, la muerte, la alegría, el dolor, las emociones todas son pedacitos de cielo que atesoro con mis letras. Son alteraciones benditas que expanden sus alas y cuales gaviotas sin nido huyen... y con ellas me pierdo, me encuentro.