Pienso por mas desesperado que vivo en el mundo distante. Pienso para sanar la herida de la opresión ortodoxa. Rio para no llorar, pues la vida tan solo es un gramo de felicidad. México, como paraíso de sentimientos encontrados donde la vida ocurre tan rápido que no hay tiempo para decir "adiós".