Cargando...

Dos voces en la sombra

—¿Dónde vas con la vista inflamada,
Orlando el acero de verde laurel?
—A buscar en las forjas del tiempo
Los hombres que saben morir o vencer.
 
—¿Dónde vas, encubriendo en el manto
La daga sangrienta y el duro cordel?
—A poblar de visiones luctuosas
La mente del siervo que enerva el placer.
 
—¿Dónde vas con tan rápido paso
Sonando la espada y el férreo broquel?
–A mover a los pueblos que duermen
Sin patria, sin nombre, sin gloria, sin ley.
 
—¿Dónde vas pavoroso, cubierta
De espanto y asombro la lívida tez?
—A mirar como mueren los hombres
Que dan en ofrenda su sangre al deber.
 
—¿Dónde vas pensativo, entre fosas
Que el sauce no guarda ni arrulla el ciprés?
–A gemir por los héroes que yacen,
Hoy polvo ignorado, glorioso ayer.
 
—¿Dónde vas con la frente siniestra,
El labio mordido, jadeante el corcel?
—A escupir a los pueblos abyectos
Que besan sumidos de un déspota el pie.

Preferido o celebrado por...
Otras obras de Enrique José Varona ...



Top