Una cierta melancolía

Una cierta melancolía

por Gian Franco Pagliaro

Hay en el aire una cierta melancolía,
como cuando se alejan los barcos de los puertos
y no se resignan los pañuelos en. el muelle;
hoy el sol no ha salido., .llueve desde hace una semana,
desde que llegó el otoño vestido de sepia y marrón
y decapitó lo más bello y luminoso del paisaje.
Es un verdugo el otoño, aunque nadie lo dice.
La ciudad no es la misma bajo el cielo oscuro,
nadie es el mismo en esta estación del año,
es difícil encontrar una sonrisa en días como éste.
De no ser por ti no habría salido con este día,
se me ocurre que hoy sale sólo la gente
que no falta nunca a ninguna cita.
Voy despacio y seguro hacía la lejanía de tu rostro,
presiento el final de nuestros besos y no me desespero
y no me desespero porque lo sabía amor mío,
sabía que en una tarde como ésta te irías para siempre;
he visto flotar el adiós en el azul de tus ojos,
desde las flores de 1a última primavera,
desde entonces tienes el equipaje listo
y el corazón distante;
no estoy sorprendido, de veras, ni desesperado.
Ninguna de mis palabras tendrá el peso suficiente
de un ancla, para que no abandones este desolado mar;
sí así lo quieres, que así sea.
No te pediré que te quedes ni te suplicaré.
El árbol pierde las hojas, no su dignidad.

Estos versos los escribí para ti,
esta mañana cuando me levanté y
sentí en el aire una cierta melancolía.

Cuídate, corazón, de los hombres de mar,
te prometen amor y no vuelven jamás;
cuídate por favor, de quien llega hasta aquí
con el rostro sin sol y una historia feliz;
cuídate del amor, elegante y cortés,
que te pide perdón y te engaña después,
cuídate mí querer porque yo no estaré nunca más
junto a ti no podré defender tu pudor,
tu verdad, tu razón, tu jardín;
eres lo que yo más quiero en el mundo
y moriría, amor, si algo te pasara;
cuídate, corazón, cuídate, cuídate
por favor, cuídate, corazón; cuídate...
 

comments powered by Disqus
     

Misceláneas


Otros poemas de Gian Franco Pagliaro (leer al azar)


Éramos distintos, lo sé.
Éramos alegres, graciosos y solíamos reirnos
de nosotros mismos.

Parecías alto, altísimo, cuando yo era muy pequeño, …
eras mi gigante bueno, compañero de mis juegos,
mientras tú contabas lento, me escondía e...

Dios como te amo
No puede ser verdad
Tener entre mis brazos

Camina plácido entre el ruido y la prisa
y piensa en la paz
que se puede encontrar en el silencio.

Mira que luna, mira que cielo
Es una pena que te vayas esta noche
Es una pena, cuanto lo siento

Está preparada señorita
sí maestro
corrija la posición del arco

El que ama a una mujer dicen ama a todas las mujere …
Pero el que ama a todas las mujeres no ama en el fo …
Tu amor me hace bien me da c...

Te Quiero porque Sí, ¡qué importa la razón!
De frente y de Perfil, con todo el corazón.
Te Quiero sin tener un método y un plan.

La conocí­ en una librería de la calle Corrientes,
donde están casi todas las librerías de Buenos Aire …
a finales del 75 y a comienzo de los q...

Estoy solo,
estoy solo y parado en ésta esquina sin esperar a n …
Estoy solo,

Querida mía, amada mía, amiga mía
novia mía, amante mía...
Anoche salí con mis amigos; no los conoces,

A donde quiera que vaya estarás conmigo
Serás mi patria, mi fe, mi espada, mi flor
Serás mi siembra en el camino

Aún no estoy preparado para perderte...
No estoy preparado para que me dejes solo.
Aún no estoy preparado para crecer

Era feliz en su matrimonio
Aunque su marido
Era el mismo demonio

Te gusta Poeticous en Facebook?