Para unas personas muy especiales en mi vida, María José, Pepe y familias.

No sé si viviré lo suficiente para
Agradecer todo lo que hicisteis
por mí.
 
Eras una simple niña cuando todo esto ocurrió
Y con el paso de los años, aún más agradecido estoy
Porqué me doy cuenta de tu valentía.
 
Han pasado muchos años
y no tendré días para agradecerte
Tu valentía, paciencia y amor por mí.
 
Valoro más aun lo que hicisteis
cuando veo a mi hermana,
Que más o menos tiene la edad
que tú por aquel entonces tenía.
 
Ya que no la veo capaz,
no porque no sea valiente ni fuerte,
Es que eso no lo hace cualquiera
y menos a esa edad.
 
No tuviste miedo a tragar horas de hospital,
de llevarme de un lado para el otro
y aun me acuerdo de cómo me protegías .
 
Me abristeis la puerta de tu casa y de tu familia,
como si fuera la mía, que digo como si fuera mía,
es que la siento mía.
 
No me quiero olvidar de esa otra persona
Que a tu lado vivía, y vive a tu lado hoy día
Ese que me reñía pero a la vez me protegía.
 
El cual jugaba conmigo,
y que después me hacía estudiar
cada verano que con vosotros
compartí
 
Me hacía madrugar
para irme con él a trabajar,
pero no por nada
sino porque yo se lo pedía.
 
Tuve la suerte de vivir tu boda
la niñez de tu niña y años después
de tu otro hijo, tu tercer hijo.
 
Digo tu tercer hijo porque,
a mi me trataste como un hijo más,
jugabas con ventaja y de la buena,
porque se lo que en mi infancia
lloraste junto a mi madre
por lo que a mi me pasaba,  
por aquel entonces.
 
Me emociono cuando tantos años
después entro en tu casa y
veo fotos mías,
y más aun cuando veo
que alguna tienes puesta
aun en el salón.
 
Os tengo tanto que agradecer,
tanto a ti a como a el
A tu familia, tus padres.
 
Tu padre, ese gran hombre que
todo el mundo decía que el humor
y la paciencia no eran su fuerte,
pero yo no sé cómo lo hacia
que  hacía con él lo que quería.
 
Tus hermanos esos que por aquel
Entonces no sé, eran como si fueran mis tíos
El cuál iba a todos lado donde fueran
allí que yo iba.
 
Después esta la otra parte su familia
Chicos paseos por la malagueta me pegaba
Con su padre.
 
Su hermana aun recuerdo esa moto derbi
De color negro con pegatinas rojas
A la cual yo me subía y allí jugando
me podía pasar las horas.
 
El Canijo que decir de él,
la persona que más me ha podido
perrear de pequeño,
pero como el decía,
a este ni tocarlo solo
yo lo puedo hacer rabiar.
 
Tu madre esa gran persona
la cual he sido y aún día soy su niño
Su madre la cual aún recuerdo
sus cuentos e historias para que la
siesta durmiera.
 
Sois tan especiales para mí,
Os quiero tanto,
que ya hace más de
veinticinco años que
de Málaga me fui.
 
Pero lo mejor de todos que
no os he podido olvidar,
ni dejar de ver, porque nos
tenemos un cariño especial.
 
No nos vemos todo lo que
Yo os quisiera ver,
pero los años pasan
y hay estamos
como si no hubiera pasado
el tiempo, como si fuera ayer.
 
Treinta años hace que nací
Treinta que te conocí,
y esto no es nada
de los que nos queda por vivir
porque tenemos que vivir muchos años
juntos para devolveros al menos
parte de lo que hicisteis por mí.

(2015)

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Email

Otras obras de Gamito...