Las ascuas de un crepúsculo morado

Las ascuas de un crepúsculo morado

por Antonio Machado

Las ascuas de un crepúsculo morado
detrás del negro cipresal humean...
En la glorieta en sombra está la fuente
con su alado y desnudo Amor de piedra,
que sueña mudo. En la marmórea taza
reposa el agua muerta.

comments powered by Disqus
       

Misceláneas

Antonio-machado


Otros poemas de Antonio Machado (leer al azar)


La venta de Cidones está en la carretera
que va de Soria a Burgos. Leonarda, la ventera,
que llaman la Ruipérez, es una viejecita

Igual que el ballestero
tahúr de la cantiga,
tuviera una saeta el hombre ibero

Flor de santidad.-Novela milenaria,
por D. Ramón del Valle-lnclán.
Esta leyenda en sabio romance campesino,

Mediaba el mes de julio. Era un hermoso día.
Yo, solo, por las quiebras del pedregal subía,
buscando los recodos de sombra, lentamente.

Nunca perseguí la gloria
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;

A don Miguel de Unamuno, en prueba
de mi admiración y de mi gratitud.
¿Será tu corazón un harpa al viento,

Me dijo una tarde
de la primavera:
Si buscas caminos

La calle en sombra. Ocultan los altos caserones
el sol que muere; hay ecos de luz en los balcones.
¿No ves, en el encanto del mirador florido,

Te gusta Poeticous en Facebook?