Las ascuas de un crepúsculo morado

Las ascuas de un crepúsculo morado

por Antonio Machado

Las ascuas de un crepúsculo morado
detrás del negro cipresal humean...
En la glorieta en sombra está la fuente
con su alado y desnudo Amor de piedra,
que sueña mudo. En la marmórea taza
reposa el agua muerta.

comments powered by Disqus
       

Misceláneas

Antonio-machado


Otros poemas de Antonio Machado (leer al azar)


Era una mañana y abril sonreía.
Frente al horizonte dorado moría
la luna, muy blanca y opaca; tras ella,

Me dijo un alba de la primavera:
—Yo florecí en tu corazòn sombrío
ha muchos años, caminante viejo

Es una forma juvenil que un día
a nuestra casa llega.
Nosotros le decimos: ¿por qué tornas

Sonaba el reloj la una,
dentro de mi cuarto. Era
triste la noche. La luna,

Un libro de amores,
de flores
fragantes y bellas,

Yo era en mis sueños, don Ramón, viajero
del áspero camino, y tú, Caronte
de ojos de llama, el fúnebre barquero

Es el hospicio, el viejo hospicio provinciano,
el caserón ruinoso de ennegrecidas tejas
en donde los vencejos anidan en verano

Son de abril las aguas mil.
Sopla el viento achubascado,
y entre nublado y nublado

Te gusta Poeticous en Facebook?