Al fin, una pulmonía
mató a don Guido, y están
las campanas todo el día
doblando por él: ¡din-dan!
 
Murió don Guido, un señor
de mozo muy jaranero,
muy galán y algo torero;
de viejo, gran rezador.
 
Dicen que tuvo un serrallo
este señor de Sevilla;
que era diestro
en manejar el caballo
y un maestro
en refrescar manzanilla.
 
Cuando mermó su riqueza,
era su monomanía
pensar que pensar debía
en asentar la cabeza.
 
Y asentóla
de una manera española,
que fue casarse con una
doncella de gran fortuna;
y repintar sus blasones,
hablar de las tradiciones
de su casa,
escándalos y amoríos
poner tasa,
sordina a sus desvaríos.
 
Gran pagano,
se hizo hermano
de una santa cofradía;
el Jueves Santo salía,
llevando un cirio en la mano
—¡aquel trueno!—,
vestido de nazareno.
Hoy nos dice la campana
que han de llevarse mañana
al buen don Guido, muy serio,
camino del cementerio.
 
Buen don Guido, ya eres ido
y para siempre jamás...
Alguien dirá: ¿Qué dejaste?
Yo pregunto: ¿Qué llevaste
al mundo donde hoy estás?
 
¿Tu amor a los alamares
y a las sedas y a los oros,
y a la sangre de los toros
y al humo de los altares?
 
Buen don Guido y equipaje,
¡buen viaje!...
El acá
y el allá,
caballero,
se ve en tu rostro marchito,
lo infinito:
cero, cero.
 
¡Oh las enjutas mejillas,
amarillas,
y los párpados de cera,
y la fina calavera
en la almohada del lecho!
¡Oh fin de una aristocracia!
La barba canosa y lacia
sobre el pecho;
metido en tosco sayal,
las yertas manos en cruz,
¡tan formal!
el caballero andaluz.

  • 0
  • 2
  •  
  •  
Login to comment...
Alfredo Jiménez G.
over 2 years

Nunca hubo cristiano viejo más llorado por un pueblo entero. A su partida las campanas terminaron roncas de tanto repicar.

¡No podía ser de otra manera! Si se ha ido un caballero emblemático de las dos Españas (la de siempre... y la de nunca).

Algo tuvo de matador y otro tanto de sultán el buen don Guido. Su pasado se vio discretamente enmarcado por la leyenda.

Pasarán los años y seguiremos hablando de él, por estas célebres coplas del Poeta Antonio Machado (Sevillano como él) y por el bello canto que Joan Manuel Serrat pudo crear al vestir de música estos versos.

Ataviado con humilde hábito franciscano, pero con serena y señorial actitud, podemos mirarlo rumbo a la eternidad.

A pesar de que lleva consigo todos sus recuerdos y experiencias, ni siquiera se nota su pequeña talega... Va "ligero de equipaje".

Liked or faved by...

Alfredo Jiménez G. Ada Pardo
Email

Other works by Antonio Machado...

Some poets who follow Antonio Machado...

Noxius Pokepammon Lluvia Andrés Zk Lisandro Montanaro Edgardo Alejandro Ibarra