¡Oh tarde luminosa!
El aire está encantado.
La blanca cigüeña
dormita volando,
y las golondrinas se cruzan, tendidas
las alas agudas al viento dorado,
y en la tarde risueña se alejan
volando, soñando...
 
   Y hay una que torna como la saeta,
las alas agudas tendidas al aire sombrío,
buscando su negro rincón del tejado.
 
   La blanca cigüeña,
como un garabato,
tranquila y disforme, ¡tan disparatada!,
sobre el campanario.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email

Other works by Antonio Machado...

Some poets who follow Antonio Machado...

Matias Lince Marino Raúl Molina Liksei Sandra Pien Lucas N Gomez Balmaceda Noxius