La oscuridad se cierne sobre el valle,
las brumas húmedas juegan a deslizarse
entre las montañas;
Borrascas nuevas que se dan cita
en este lugar y conjugan su llanto,
lento y susurrante sobre la noche.
 
Amane en japonés significa:
“  Sonido de la lluvia ”,
esta que al caer, calmada,
ininterrumpidamente,
disgrega lo ya establecido.
 
Baña el paisaje y perfuma los cielos,
remodela las ondulantes colinas,
las praderas, reverdeciendo
la hierba, trazando venas de plata
entre las rocas, creando inusuales cascadas,
 
que atraviesan tupidos bosques, densas
matas de lotos en los temblorosos estanques.
 
Oh! Taiki que se expande tras la tormenta,
grandes esperanzas van cubriendo la tierra,
cambios a través de las épocas.
 
Reverenciaré esa magia de lo efímero de lo
pasajero, que cierre puertas e ilumine
otros caminos, otros senderos.
 
Cuando la lluvia de la  esperanza pase y todo
haya sido transformado, renovado...
Besare el suelo del templo en el silencio,
bendiciendo los ciclos de lo absoluto.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login per commentare...

Piaciuto o affrontato da...

Ada Pardo
Email

Altre opere di Marian Vanderlest...

Alcuni poeti seguiti da Marian Vanderlest...

Carlos Godfrey